Juan Carlos García
25 marzo, 2014

La máxima calificación posible en todas las pruebas de impacto fue alcanzada por el nuevo modelo Audi A3 Sedán, el primer sedán compacto de la marca de los cuatro aros: choque frontal moderado (abarca el 40% del frontal del auto), choque frontal menor (abarca 25% del frontal), impacto lateral, prueba de resistencia del techo y resistencia de los reposacabezas. “La calificación ‘Top Safety Pick+’ obtenida por el A3 Sedán demuestra el compromiso total que tiene Audi con la seguridad”, dijo Mark Del Rosso, Gerente de Operaciones de Audi of America. “Con una gran cantidad de prestaciones de lujo en su equipamiento estándar, tecnologías pioneras en la industria y un diseño sin compromisos, el Audi A3 Sedán sube el listón en cuanto a lo que los clientes esperan que tenga un auto de entrada del segmento premium”, agregó.

El Audi A3 Sedán es el primer compacto premium que ofrece equipamientos de segmentos superiores como el MMI, Audi drive select y el sistema de sonido Bang & Olufsen. De igual manera, el tercer miembro de la familia A3 de Audi viene equipado de serie con tecnologías no ofrecidas antes en su segmento como el sistema Audi pre sense basic, el cual detecta cuando ocurre una maniobra de emergencia y prepara de antemano el auto y los sistemas de protección de los ocupantes ante una posible colisión.

Para poder obtener el TSP los vehículos tienen que conseguir el puntaje más alto en las pruebas de impactos frontales, laterales y posteriores que realiza el IIHS y deben estar equipados con Control Electrónico de Estabilidad (ESC), el cual viene de serie en el Audi A3 Sedán. El Audi A3 Sedán se une al Audi A3 Sportback, A4, A6, Q5 y Q7, los cuales han recibido en el pasado el galardón ‘Top Safety Pick’ que otorga el IHS.