El primer nuevo Volvo XC60 ha salido de la línea de producción en Torslanda, del país vikingo, siendo la primera mákina de Volvo construida bajo pedido… la lujosa versión Inscription T5 AWD en color Crystal White. El nuevo modelo sustituye al XC60 original de Volvo que tantos éxitos ha cosechado, ya que durante los nueve años transcurridos desde su lanzamiento se convirtió en un gran superventas de Europa dentro de la categoría SUV premium de tamaño medio, con aproximadamente un millón de unidades vendidas en todo el mundo. En la actualidad, el XC60 representa aproximadamente el 30% de las ventas globales de Volvo.

“Hoy es un gran día para todos nosotros”, ha declarado Magnus Nilsson, vicepresidente de la planta de Torslanda. “Preparar la fábrica para este nuevo modelo nos ha obligado a trabajar muy duro en los últimos meses, pero ahora ya estamos preparados para entregar el nuevo Volvo XC60 a los clientes”.

El XC60 es el cuarto modelo basado en la arquitectura SPA desarrollada internamente por Volvo, tras los vehículos de alta gama de la serie 90 de los últimos años. Las inversiones realizadas en la arquitectura SPA en la fábrica de Suecia han tenido efectos muy positivos sobre el empleo, ya que han permitido crear miles de nuevos puestos en producción, investigación, desarrollo y otras áreas. El nuevo XC60, uno de los vehículos más seguros que se han fabricado por la firma, repleto de nuevas tecnologías en ese ámbito. El revolucionario sistema “City Safety” incluye ahora una función de ayuda a la dirección. Un nuevo sistema de seguridad llamado “Atenuación de colisiones con vehículos del carril contrario”, para mitigar las colisiones frontales, mientras que el Sistema de información de puntos ciegos (BLIS) la utiliza para reducir el riesgo de colisiones por cambio de carril.