Juan Carlos García
13 junio, 2014

Alzándose con la pole position de la última sesión de clasificación, Toyota está apostando fuertemente al triunfo en la 82ª edición de las 24 Horas de Le Mans. Nakajima, Wurz y Sarrazin fueron los más rápidos de las tres sesiones de clasificación disputadas con un crono de 3:21.789, un tiempo inferior a la pole del año pasado ganado por Audi, seguido del auto No.7, el Porsche 919 Hybrid de Dumas, Lieb y Jani, que se metió entre los dos bólidos japoneses la quedar Buemi, Davidson y Lapierre en la tercera posición Toyota número 8.

El Porsche número 20 de Mark Webber, Timo Bernhard y Brendon Hartley partirá en cuarta posición, por delante de los tres Audi, que no pudieron mostrar su potencial en la fase decisiva de la clasificación. El número 1, en el que se estrenó Marc Gené como sustituto del accidentado Loic Duval, llegó de séptimo, cerrando el grupo de favoritos al triunfo.

Los constantes accidentes definieron los tramos donde se suele decidir la clasificación. El nuevo sistema de ‘modo seguro’ fue común denominador en estas prácticas y la velocidad de 60 km/h era frecuente. En la fase decisiva se produjeron tres situaciones similares casi consecutivas.