Juan Carlos García
7 octubre, 2017

La robótica Toyota está en expansión pero con sentido humano. El objetivo final de lograr robots asistentes que no sean solo inteligentes, sino también amables y cada vez más capaces de acercarse a los humanos, animarles y facilitar sus actividades y su crecimiento.

Para tan noble misión, Toyota Motor Corporation TMC, ha unido fuerzas con la Nippon Telegraph and Telephone Corporation (NTT), en la idea de profundizar una investigación conjunta destinada a promover el uso de robots acompañantes que puedan ayudar a los humanos y convivir en armonía con ellos. El objetivo es ofrecer asistencia en varias situaciones que se dan en la vida diaria, empleando tecnología de Inteligencia Artificial del Grupo NTT y el Robot de Asistencia HumanaHuman Support Robot (HSR) de Toyota, uno de los robots asistentes desarrollados actualmente por TMC.

En el pasado, el desarrollo de robots se centraba básicamente en robots industriales en fábricas y otros centros de trabajo, para realizar tareas en lugar de los humanos. Sin embargo, en los últimos años, como se ha venido observando en productos como los robots aspiradores, se ha dedicado cada vez más atención a los robots asistentes. Estos se emplean en el interior de los hogares y pueden ayudar con tareas como las labores domésticas, el cuidado de los niños o la función de acompañante con quien comunicarse.

NTT participa en las labores de investigación y desarrollo de Corevo, que incorpora tecnologías de procesamiento de medios líderes en el mundo —el reconocimiento de voz de NTT es un claro ejemplo de ello— y tecnologías de interacción como R-env, para que los robots y otros agentes personificados que funcionen con Corevo puedan entender las palabras y expresiones humanas, así como comprender conversaciones avanzadas que incluyan gestos de las manos y el cuerpo. En colaboración con varios fabricantes, NTT ha promovido iniciativas para dotar a los robots de distintas características que les permitan integrarse más en la vida humana.

Toyota, por su parte, ha avanzado en el desarrollo de robots de asistencia humana que sean compactos y ligeros, además de fáciles de usar, y que ofrezcan seguridad y tranquilidad. El objetivo de Toyota es que los HSR se utilicen en los hogares, que convivan con las personas y que promuevan estilos de vida aún más prósperos en el futuro. En 2015, Toyota creó la Comunidad de Desarrolladores de robots de asistencia humana, en colaboración con múltiples universidades e instituciones de investigación. El propósito es acelerar el desarrollo tecnológico para mejorar la funcionalidad de los HSR.

Por otra parte, NTT y Toyota esperan crear prototipos de servicio para salas de congresos e instalaciones comerciales, que puedan interactuar con visitantes reales.