Dhymar Cohen
20 enero, 2015

Los expertos holandeses del Tuning de JD Customs, le sacan punta al lápiz con su atrayente propuesta de BMW i8 Hybrid, ungido con un color excepcionalmente excitante.

No suficiente con poseer una imagen súper llamativa, el i8 de BMW de Dutch tuning shop JD Customs se viste de un amarillo brillante llamado “Frozen” por sus creadores, para destacar con más fuerza todavía. Estos expertos en transformar mega-mákinas en hiper-mega-mákinas, utilizan un color Bitter amarillo 3M para dar al i8 un look ultra exótico. Otros toques incluyen cristales tintados SunGard y un no menos especial juego de ruedas ADV.1.

BMW de Estados Unidos acaba de anunciar que la producción para su i8 aumentará en 2015, con más de mil unidades están planificando para el mercado americano.