Juan Carlos García
25 mayo, 2013

 

La planta de Chrysler en Toledo, Ohio, celebró recientemente la producción de la unidad número un millón del Jeep Wrangler JK, modelo insignia de la marca americana.

Con una línea completa que brinda a sus clientes la seguridad y la confianza para conducir sobre todo tipo de terrenos y en condiciones meteorológicas adversas, Jeep se ha destacado por producir modelos que combinan la rudeza del trabajo off road con la comodidad de un vehículo de pasajeros.

Hay que destacar que el Wrangler es el descendiente directo de los primeros vehículos de doble tracción creados para satisfacer las necesidades de la fuerza militar estadounidense, que requería de un modelo todoterreno para sus labores de reconocimiento en el campo.