Juan Carlos García
28 marzo, 2017

La innovadora arquitectura del Lexus LC ofrece nuevos placeres de conducción, abriendo un nuevo capítulo en la historia de la marca

 

Lexus es un continuo hervor de diseños emocionales y modelos de alto rendimiento. Si la presentación mundial del totalmente nuevo Lexus LC generó un impacto fuera de serie, podemos imaginar su llegada a Santo Domingo en las próximas semanas. Se trata de un perfecto ‘Mega Concept de ensueño’ convertido en mákina de serie, combinando diseño imponente, funcionamiento a toda ráfaga, la comodidad de larga distancia y la artesanía superior para ensamblar una mákina de élite… una nave casi ‘surreal’. El Lexus LC 500 es también una declaración de poder que anuncia la futura dirección de la marca. Previsto en el concepto LF-LC del 2012, el Lexus LC debutó como un modelo de producción en el Salón Internacional del Automóvil de América del Norte, NAIAS 2016, en Detroit.

Este modelo emblemático se une a la clase de élite de coupés de alto refinamiento, para un placer de conducción sin trabas. Ganador de múltiples premios de EyesOn Design, el LC 500 cuenta con un motor V8 de alto rendimiento de 471 caballos de fuerza y una transmisión automática de 10 velocidades, mientras que el LC 500h introduce el nuevo grupo motopropulsor Multi Stage Hybrid.

El presidente de Toyota Motor Corporation, Akio Toyoda, quien también es Chief Branding Officer y conductor principal de Lexus, inspiró el desarrollo de la LC. Centrado en ofrecer vehículos más emotivos y emocionantes para los mercados globales, pidió un cupé de producción emblemático que hiciera eco del espíritu del supercar de Lexus LFA.