Juan Carlos García
3 febrero, 2016

La categoría SUV de FORD experimentó el mejor comienzo de año en más de 3 décadas, con 50,212 unidades entregadas, donde el Ford Edge registró un 26 por ciento de aumento y las ventas del Transit aumentaron hasta un 51 por ciento, con 9,631 vehículos vendidos, lo que equivale a un explosivo rendimiento del 20 por ciento, logrando el mejor comienzo SUV desde 1985.

Nunca desde 1985 Ford había logrado estas cifras, con un Lincoln MKX creciendo con gran flujo de hasta un 8 por ciento, así como una importante demanda para el resto de la gama.

“Para Ford, los precios globales de transacciones aumentaron US$ 1,800 en enero, casi tres veces más que el promedio general de la industria, impulsado en gran medida por la fuerte demanda de los clientes, especialmente para nuestros SUVs y camionetas F-Series”, dijo Mark LaNeve, vicepresidente de Ford, EE.UU. Marketing, Ventas y Servicio.

Por su parte, las ventas de la Ford Series F ascendieron a 51,540 vehículos en enero, equivalente a un 5 por ciento de crecimiento.

“Seguimos viendo fuertes pedidos de flotas comerciales para la Ford F-150 y estaremos satisfaciendo la creciente demanda este 2016”, dijo LaNeve. “Como el mayor vendedor de vehículos comerciales que es Ford, esto representa una buena noticia para nuestras pickups”.