Juan Carlos García
9 octubre, 2017

Las noticias marchan bien para Volvo, Estados Unidos, al reportar encomiables ventas de 7,990 vehículos en el mes de septiembre, lo que representa un incremento de 40.7 por ciento frente a septiembre del 2016. Las cifras quedan rubricadas por el Volvo XC90 con 2,993 unidades vendidas, lo que representa un aumento de 21.4 por ciento contra septiembre pasado. Además, la demanda para el nuevo XC60 se ha mantenido fuerte.

Volvo está implementando un plan de transformación de 11,000 millones de dólares que implica el desarrollo de su propia arquitectura modular de vehículos, una nueva gama de motores, capacidad de fabricación global, una gama de productos completamente renovada y nuevos desarrollos de su proverbial liderazgo en seguridad, conducción autónoma y conectividad.