Juan Carlos García
5 febrero, 2018

Reportando un aumento global en sus ventas anuales del 22.4 por ciento en enero, Volvo está celebrando un excelente comienzo del 2018. Sus ventas totales del mes ascendieron a 43,439 automóviles, en comparación con los 35,475 automóviles del año anterior. Las ventas del nuevo XC60 y de sus hermanos en la serie 90 fueron los principales impulsores de este crecimiento.

Las ventas aumentaron hasta un resonante 38 por ciento en China, con 11,537 autos entregados en enero, algo muy superior en comparación con el año anterior. El aumento se produce tras el inicio local de la producción del nuevo SUV de tamaño medio XC60. China también siguió viendo una gran demanda de la berlina S90.

En Europa, Volvo reportó un robusto aumento de 11.7 por ciento en sus ventas interanuales durante el mes de enero, luego de las fuertes ventas de los nuevos SUV XC60 y XC90, así como de la propiedad V90.

El mercado Volvo de EE. UU. también comenzó el año nuevo con fuerza, con un aumento de las ventas interanuales en enero del 60.5 por ciento. El XC90, el S90 y el nuevo XC60, fueron los principales impulsores de crecimiento en el país del Tio Sam.