Juan Carlos García
4 julio, 2017

Volvo Cars registró un crecimiento de ventas globales de hasta 8.2 por ciento en la primera mitad del 2017, lo que augura que va camino de otro año récord en ventas. Las ventas totales en el primer semestre de 2017 ascendieron a 277,641 unidades, en comparación con los 256,563 vehículos entregados el año anterior.

Las ventas al por menor mundiales en junio fueron de 54,351 unidades, lo que demuestra un aumento de 5.7 por ciento comparado al mismo mes el año pasado.

La fuerte demanda de los nuevos modelos de la serie 90 continúa siendo un factor importante en el desempeño de ventas de Volvo, mientras que la primera generación XC60 sigue siendo el modelo más vendido en general.

La región de Asia y el Pacífico registró un crecimiento de las ventas del 27.3 por ciento en junio a 13,769 automóviles. Las ventas en China, el mayor mercado de Volvo, aumentaron un 30.9 por ciento, muy saludable, a 10,113 Volvo.

Durante los primeros seis meses, el crecimiento en la región de Asia y el Pacífico ascendió al 22.6%, mientras que China aumentó un 27.6% en el período. El resultado fue apoyado por la fuerte demanda de los modelos producidos localmente XC60, S60L y S90.