Juan Carlos García
11 Mayo, 2017

Volvo S90, V90 y XC90 han recibido los valores residuales más altos de la marca (The brand’s highest-ever residual values), en sus respectivos segmentos. El nuevo XC60 también recibió encomiables cifras competitivas de CAP HPI.

Estos dígitos subrayan la transformación de Volvo como un verdadero competidor Premium. Los valores residuales récord de los escandinavos están ayudando a establecer los nuevos autos de la serie 90 de Volvo en el mercado de alta gama, que es altamente competitivo.

Los primeros modelos introducidos en la transformación de la gama de productos de Volvo, la berlina S90, V90 Estate y la SUV XC90, todos se benefician del hermoso diseño exterior e interior, además de contar con las últimas tecnologías conectadas y semi-autónomas de serie. Según los expertos en datos de automóviles CAP HPI, cada modelo se está beneficiando de los valores residuales más fuertes que Volvo haya visto en sus respectivos segmentos.

El nuevo XC90 continúa teniendo un fuerte desempeño dentro de su segmento, con el libro de oro de CAP HPI en mayo, donde se reporta  que el XC90 D5 PowerPulse Momentum valdrá el 48.7% de su precio original después de tres años y 60,000 millas. Esto lo sitúa por delante del 46,8%, 43,5% y 42,1% del Audi Q7, BMW X5 y Mercedes-Benz GLE, respectivamente.

El V90, por su parte, es altamente competitivo frente a sus rivales Premium, para el D4 Momentum y sus variantes. CAP HPI prevé que el impulso de nivel de entrada D4 valdrá el 41.2% de su precio original después de 36 meses de uso o 60,000 millas, comparado con el 42.5%, 40.5% y 36.1% para la Mercedes-Benz E-Class Estate, BMW 5 Serie Touring y Audi A6 Avant, respectivamente.

En el segmento de los sedanes ejecutivos, el S90 D4 Momentum, que ha marcado un gran paso adelante para Volvo en esta área del mercado, ya se compara competitivamente con los modelos que anteriormente dominaban el sector. CAP HPI prevé que el modelo valdrá un 39.8% de su precio original después de tres años y 60,000 millas, situándolo en el corazón de su segmento, con valores respectivos de 41.8%, 40.9% y 36.2% para el Mercedes-Benz equivalente E-Class, BMW Serie 5 y Audi A6.