Juan Carlos García
24 marzo, 2017

Polestar Cyan Racing tiene claros sus objetivos: convertirse en campeón del mundo en el WTCC, para lo cual ha expansionado su programa 2017 con tres nuevos Volvo S60 Polestar TC1 y nuevos pilotos. Tres elementos clave se han puesto en marcha para alcanzar el objetivo final: conductores experimentados en Thed Björk, Néstor Girolami y Nicky Catsburg, un aumento significativo en ingeniería y recursos técnicos y un extenso programa de pruebas fuera de temporada.

“Tenemos confianza en los preparativos y habilidades del equipo de Polestar Cyan Racing y nuestro talento detrás del volante como Thed, Néstor y Nicky. Sin embargo, no esperamos un momento fácil para alcanzar nuestro objetivo, ya que se ha presentado un año y la oposición es tan dura como siempre. Pero no debe haber duda de que tenemos el título mundial como nuestro objetivo este año”, dijo Alexander Murdzevski Schedvin, director de Motorsport en Polestar.

El cuatro veces campeón del STCC Thed Björk continúa como piloto de Polestar Cyan Racing, habiendo sido una parte vital del programa de desarrollo, además de reclamar la primera victoria del WTCC en Shanghai el año pasado. Björk se une a dos nuevos pilotos.

El doble campeón del Super TC 2000, el argentino Néstor Girolami, condujo un fin de semana de carrera para el equipo la temporada pasada e impresionó en su debut, ganándole un paseo a tiempo completo, así como una parte en el programa de desarrollo.

Nuevo en el equipo Polestar Cyan Racing, pero no en el WTCC, es experimentado corredor holandés Nicky Catsburg, después de haber corrido y ganado en el WTCC desde 2015.

Tres elementos clave se han puesto en marcha para alcanzar el objetivo final: conductores experimentados en Thed Björk, Néstor Girolami y Nicky Catsburg, un aumento significativo en ingeniería y recursos técnicos y un extenso programa de pruebas fuera de temporada. Así el equipo Polestar Cyan Racing apunta al título mundial con el programa WTCC ampliado.