Juan Carlos García
6 junio, 2016

Volvo Car EE.UU., LLC, (VCUSA) reportó ventas estadounidenses consolidadas de 5,536 vehículos, lo que representa un aumento del 10.2 por ciento frente al de mayo del 2015, que desde entonces han proyectado las ventas de los escandinavos en un 20 por ciento.

Las ventas para el mes de mayo fueron conseguidas principalmente por la hiper-galardonada SUV de lujo XC90 con 2,467 unidades vendidas.

“Con un crecimiento del 10 por ciento en mayo, mientras que la industria en general apuntó hacia abajo, catapultó en Volvo estos once meses de crecimiento con dos ventas de dos dígitos, factor que representa un verdadero testimonio de la transformación de Volvo en los EE.UU.,” dijo Lex Kerssemakers, Presidente y CEO de Volvo Car EE.UU. .

Volvo está implementando un plan de transformación de barrido de 11 millones de dólares, que ha implicado el desarrollo de su propia arquitectura modular de vehículos, una nueva gama de motores, la capacidad de fabricación mundial, una gama de productos completamente renovada y desarrollos líderes en el mundo en materia de seguridad, la conducción autónoma y la conectividad.