Juan Carlos García
17 agosto, 2013

Calentando motores en su camino hacía el próximo Salón de Frankfurt, ha revivido a la perfección el que en 2010 se nos presentaba como el Audi Quattro Concept, ahora con un nuevo y sugerente giro, un coupé, deportivo, muy deportivo.

Tras los rumores de crear un superdeportivo diésel derivado de Le Mans, después de advertirnos de que en Ingolstadt podrían estar valorando tanto una opción, la del superdeportivo, como otra, la del Coupé deportivo, parece que ha ganado este último y la firma, de manera oficial, nos presenta ya los primeros bocetos de la criatura, del deportivo que podremos conocer el próximo mes en Frankfurt.

Un imponente frontal, líneas angulosas, nervios rectos en su flanco, taloneras, un alerón, una firme caída del pilar posterior, branquias aletines, un splitter delantero, un difusor posterior… una nueva reinterpretación de la línea mostrada por el Audi Quattro Concept de 2010… pero llevada ahora hasta una faceta más salvaje, más indómita y bravía.

Un coupé deportivo, muy deportivo, de 4 plazas, que podría mantener como punto de partida al Audi RS5, manteniéndose firme en la idea de ligereza aportada por el aluminio y la fibra de carbono. En el primer modelo conceptual Audi apostó por un 5 cilindros turbo de 2.5 litros que entregaba 408 caballos a las 4 ruedas, consiguiendo un 0 a 100 km/h en 3.9 segundos… ¿Se mantendrán fieles a la idea? Vendremos con más, Frankurt está cerca!