Juan Carlos García
4 febrero, 2014

Para empezar, felicidades, a nombre de los 32,200 nuevos propietarios que en el 2013 invirtieron en la división de los súper deportivos AMG de la marca de la estrella alemana. Un año récord, ciertamente con 32,200 unidades AMG, cifra que sitúa al 2013 como el año más fuerte para AMG de la historia.

Se trata de una completa gama que va desde el Mercedes A 45 AMG hasta el SLS AMG, repartiendo deportividad y exclusividad por prácticamente cada uno de los segmentos, incluido el de los todoterrenos con el imponente G 63 y G 65 AMG, que ha visto en 2013 como han proliferado modelos por la parte inferior de la gama al mismo tiempo que no se descuidaba a la nueva generación del buque insignia de la marca con un nuevo Mercedes S 63 y 65 AMG y con el añadido de contar ahora con modelos de tracción total.

Durante 2013 Mercedes renovó al Mercedes E 63 AMG, introduciendo con el lavado de cara la posibilidad de elegir entre el mismo modelo con tracción trasera o con tracción total, lanzando además los S-model, que apoyados en la tracción total cuentan con un extra de potencia respecto a la versión estándar. Pero no fue el único modelo renovado. El Mercedes CLS 63 AMG se enfrentó a una actualización en la que se introducía también la posibilidad de elegir una versión con tracción total o con tracción trasera.

Además de la renovación del Clase E y del CLS no podemos perder de vista la oferta de modelos compactos de AMG con el Mercedes A 45 AMG y el Mercedes CLA 45 AMG, encontrándonos ahora en 2014 además con el Mercedes GLA 45 AMG. En el lado contrario, una nueva generación del Mercedes Clase S con sus correspondientes versiones AMG.