Juan Carlos Diaz
1 abril, 2020

Porsche ha creado la Porsche Mobil 1 Supercup Virtual Edition, un certamen virtual en el que participarán los equipos y pilotos inscritos en la histórica Copa de Porsche, que viene celebrándose desde 1993 como categoría telonera de la F1.

La pandemia coronavirus ha detenido automovilismo deportivo. La Fórmula E solo ha podido celebrar hasta tres carreras este año y el Campeonato del Mundo de Resistencia solo pudo competir en Austin (EEUU) el pasado mes de febrero.

Las cancelaciones han dominado el escenario de los eventos deportivos, las 24 Horas de Le Mans se han pospuesto para 19 y 20 de septiembre, sin el habitual test previo que se realiza dos semanas antes. Otra de las competiciones legendarias como las 500 Millas de Indianápolis, han pasado del mayo a agosto.

Para evitar este toque de queda deportivo en al automovilismo y mantener a los pilotos ‘calientes’, Porsche ha creado la Porsche Mobil 1 Supercup Virtual Edition, un certamen virtual en el que participarán los equipos y pilotos inscritos en la histórica Copa de Porsche, que viene celebrándose desde 1993 como categoría telonera de la F1.

Ya teníamos nuestra propia Copa Porsche de e-sports. Ahora hemos decidido utilizar esta plataforma para crear una Supercup. Creo que ha gustado mucho y esto permite que los pilotos tengan alguna forma de competir”, explica Pascal Zurlinden, que durante estos tiempos tan complicados mantiene el contacto con los empleados de Porsche y con los pilotos y equipos.

“Cada día hago llamadas, llamo a los pilotos para ver cómo van y nos mantenemos en contacto”, dice el francés, que no puede hacer predicciones sobre cuándo volverán a competir. “En el equipo oficial Porsche estamos todos esperando a ver qué pasa. Llevamos un mes de crisis y nadie puede predecir lo que va a suceder. Nosotros esperamos, listos para volver a las carreras”. Lo que Zurlinden sí que puede descartar es que la actividad deportiva de Porsche vaya a verse interrumpida por la crisis: “Al final el automovilismo siempre será parte del ADN de Porsche. Si nos fijamos en Le Mans, por ejemplo, Porsche ha estado siempre en la parrilla de alguna forma desde 1951. No me preocuparía porque Porsche pudiera dejar la competición…”.

Unos de los pilares de la estrategia deportiva de Porsche es la Formula E, donde la marca se ha involucrado oficialmente en la temporada 2019/2020, que está en marcha – e interrumpida – actualmente, y donde la marca ya ha logrado un podio (André Lotterer, 2º en Arabia Saudí). Se han celebrado cinco carreras hasta el momento y nueve están pendientes de ser confirmadas en alguna otra fecha del año. Zurlinden reitera que lo único que pueden hacer es esperar y no descarta que la temporada de la categoría eléctrica pueda alargarse más allá del verano, aunque la última prueba estuviera programada inicialmente para julio. El objetivo es garantizar las mejores condiciones para todos los miembros de los equipos. Es el campeonato que más sufre en este momento; nuestro equipo está trabajando en el simulador para volver más fuertes que nunca”, asegura.

En cuanto a los pilotos oficiales de Porsche y su entrenamiento físico, el responsable de Porsche comenta que “hace unas semanas hicimos nuestro campamento de entrenamiento y cada piloto tiene un programa para trabajar en su estado físico, así que cada uno sabe lo que tiene que hacer para estar en forma”.