Leslie Alcántara
6 septiembre, 2014

El nuevo BMW M4 se destapa para lucírsela con su versión Cabrio. Su elegante diseño logra establecer un anexo armonioso con la silueta elegante e inconfundible de equilibradas proporciones de los nuevos modelos M, y ahora con el teco abierto aporta nuevas sensaciones.  Gracias a la capota abatible y rígida, la expresión extraordinariamente dinámica de tipo cupé brilla cuando el techo está cerrado.

Rasgos del diseño exterior como los espejos retrovisores llamativos de doble Soporte, los aros y otras partes del nuevo BMW M4 Cabrio se utilizaron plásticos reforzados con Fibra de Carbono. El interior de la capota rígida abatible de tres partes del nuevo BMW M4 Cabrio está completamente revestido, por lo que su capacidad de aislamiento acústico es excelente y, además, ofrece un buen aislamiento térmico durante el invierno. Simplemente pulsando un botón, la capota puede abrirse en 20 segundos. Si lo desea el conductor, también puede hacerlo cuando el coche está en movimiento a una velocidad de hasta 18 km/h.

El motor del BMW M4 Cabrio es el mismo del M3 y M4 Coupé. Es el nuevo propulsor 3.0 litros de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo con una potencia de 431 Hp y 550 Nm de torque. Así el BMW M4 Cabrio es capaz de alcanzar prestaciones extremadamente deportivas como una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 4.4 segundos.