Juan Carlos García
3 junio, 2014

De esta forma se la lució durante los ensayos oficiales previos a las 24 Horas de Le Mans. Los dos innovadores prototipos del Porsche Team devorando 13,629 kilómetros de pista. Por la tarde, la distancia alcanzada fue de 103 vueltas. Dado que aproximadamente nueve kilómetros del legendario circuito francés pasan por carreteras públicas, normalmente es imposible hacer pruebas en este trazado. Dentro y fuera de boxes, la infraestructura para la participación de Porsche está tomando forma. El paquete aerodinámico del Porsche 919 Hybrid fue modificado para la pista de alta velocidad. El programa de pruebas transcurrió como estaba previsto.

Andreas Seidl, Director del Equipo LMP1: “Este ha sido un día muy productivo. Viajamos a Le Mans con una larga lista de asuntos pendientes y logramos revisar todos los puntos sin tener ninguna sorpresa desagradable. Ambos autos funcionaron sin problemas y todos los pilotos estuvieron presentes. Con el Porsche 919 Hybrid número 14, nos concentramos en la evaluación de los neumáticos en la sesión de la mañana, mientras el auto número 20 estuvo bajo trabajo de preparación mecánica y aerodinámica. Por la tarde, intercambiamos las listas de trabajo de los autos. Se hicieron varias simulaciones para el control de los vehículos, que han sido buenos ejercicios para nuestro equipo y los pilotos. Por ejemplo, se practicaron los períodos del ‘safety car’ y los tamos de las llamadas ‘zonas lentas’. Ahora tenemos muchos datos que estudiar. Hoy fue una buena preparación para los pilotos, los ingenieros y los mecánicos; en realidad, para todos los integrantes del equipo. Nunca hubiésemos llegado tan lejos sin nuestro departamento de desarrollo en Weissach, por lo que deseamos expresar nuestro agradecimiento a todos nuestros colegas en que están en casa”.