Juan Carlos García
28 abril, 2015

Una encuesta de Ford realizada entre 5.500 personas, sacó a relucir una interesante situación en al menos seis ciudades europeas, donde una de cada tres personas considera que el trayecto hasta su puesto de trabajo es cada vez más estresante, y más de uno de cada cuatro considera que su ruta al trabajo es más impredecible cada vez. Los ciudadanos encuestados por Ford viven en Barcelona, Berlín, Londres, Madrid, París y Roma.

El 63 por ciento de trabajadores llega tarde a trabajar al menos una vez al mes debido a los tapones. Casi todos ellos salen con suficiente antelación para llegar al trabajo y el 15 por ciento añaden más de 30 minutos a cada recorrido diario.

Los trabajadores más jóvenes (de entre 18 y 34 años) y quienes se ven obligados a utilizar múltiples medios de transporte son los que más se estresan, ya que salen tempano de casa para ir a trabajar y llegan tarde a sus hogares. En Londres y Roma, hay más gente que identifica estos desplazamientos rutinarios con el estrés, que con preparar una mudanza o ir al dentista.

Andreas Ostendorf, vicepresidente sostenibilidad, Medio Ambiente e Ingenierías de Seguridad, presenta el plan Ford Smart Mobility en el evento Sustainable Brands Barcelona. Ford anunció por primera vez en enero Ford Smart Mobility y 25 experimentos iniciales diseñados para anticiparse a lo que los usuarios querrán y necesitarán del sistema sostenible de transporte del mañana

Viajar en hora punta en algunas de las principales ciudades de Europa es una experiencia tan dura que para muchos estos recorridos son más estresantes que su propio trabajo, según revela un nuevo estudio del óvalo azul.
La Entrevista a Trabajadores Europeos de Ford entre 5.500 personas que se desplazan en transporte público hasta su puesto de trabajo en Barcelona, Berlín, Londres, Madrid, París y Roma muestra que al 26 por ciento de los encuestados le resultan estresantes los desplazamientos hacia el lugar de trabajo, frente al 23 por ciento que encuentran su trabajo estresante. En Roma, la mayoría de encuestados destaca como fuente de estrés este tipo de desplazamientos por encima de mudarse de casa. Los londinenses consideran que desplazarse hasta el trabajo es más estresante que ir al dentista. En conjunto, una de cada tres personas encuentra los desplazamientos para ir al trabajo cada vez más estresantes, y una de cada cuatro dice que estos trayectos diarios son cada vez más impredecibles.

Para muchos, esto supone llegar tarde a trabajar. Entre los encuestados, el 63 por ciento segura que llega tarde al menos una vez al mes debido a los atascos y el 27 por ciento llega tarde al menos tres veces al mes. Casi todos los encuestados confiesan salir de Ford Smart Mobility, casa hacia el trabajo con antelación. Los más de 30 minutos que añaden a sus recorridos diarios equivalen a casi cinco días completos a lo largo de un año.
Ford está cooperando con ciudades de todo el mundo con su plan el plan de la marca del óvalo para enfrentarse a los retos de transporte derivados del crecimiento demográfico y urbanístico mediante innovación en áreas como la conectividad, la movilidad, los vehículos autónomos, la experiencia de usuario y el big data. Andreas Ostendorf, vicepresidente de Sostenibilidad, Medio Ambiente e Ingeniería de Seguridad de Ford Europa ha presentado hoy el plan en la conferencia Sustainable Brands Barcelona.
“Para mucha gente parce que ha pasado un día entero antes de que hayan puesto un pie en su oficina”, cuenta Ostendorf. “La sociedad es cada vez más urbanita, las ciudades crecen en tamaño y población y necesitamos una infraestructura de transporte que pueda mantener el ritmo de ese crecimiento. Proteger la libertad de movilidad requiere algo más que más trenes, rutas y carreteras. Tenemos que trabajar juntos en una red de soluciones sostenibles e interconectadas”.

Ford---link