Juan Carlos Diaz
15 junio, 2020

Los autos que logran trascender en el tiempo para permanecer vivos en la mente y el corazón de la gente, son los que definen su tiempo en la historia; son los autos que exceden expectativas que sus creadores jamás imaginaron. Hablamos de modelos que se impusieron sobre una era en la que no abundaban las cámaras, ni existían las redes sociales. Esto es lo que conocemos como “leyendas”… y si de leyenda se trata, muy pocos fabricantes en el mundo han sido capaces de producir tantas leyendas como Ford Motor Company.

El Modelo T de Ford representa el “turbo” de la revolución industrial, siendo la mákina que hizo realidad el concepto de producción en cadena, creando de paso la industria automotriz. La historia de las camionetas no fuera nada parecida sin la Ford F-150, la más vendida de todos los tiempos; pero si hablamos de las mákinas más icónicas y aclamadas por generaciones, no tendría sentido si no mencionamos al Ford Mustang, el Ford GT o el Ford Bronco.

 

Caballo Salvaje Offroad

De los creadores del Mustang, bajo el mando de dos ases de la historia: Donald Nelson Frey y Lee Iacocca, surge el Ford Bronco en 1965 y rápidamente se catapultó en las preferencias de un público ávido de cruzar el límite del asfalto en un 4×4 de dos puertas con el mayor nivel de confort. Su producción por treinta años y cinco generaciones hizo al Bronco un icono favorito entre de los amantes de la aventura.

Mientras muchos fabricantes presentaron camionetas con carrocería de station wagon vendiéndolos como utilitarios off-road, la naturaleza pickup en su dinámica se distanciaba del Ford Bronco, una mákina que se destacaba por lidiar con los terrenos más agrestes sin transmitir las irregularidades del terreno a sus ocupantes, gracias a su avanzado sistema de suspensión, entre muchas innovaciones que, por décadas, hicieron del Bronco un todoterreno sinigual.

Pero el Bronco y el Mustang no sólo coinciden por la misma cuna, sus mismos creadores, o en su esencia de “caballo salvaje, sino que por azar del destino, los dos modelos encarnan las persecuciones más recordadas de la historia. Por un lado Steeve McQueen creó el concepto que hoy conocemos como “escena de persecución”, inmortalizando aquel Mustang verde en la película Bullit del 1968; mientras en la vida real, OJ Simpson y su Bronco blanca dejaron perpetuada aquella persecución policial del viernes 17 de junio de 1994, que pasó a la historia como la más espectacular escena de persecución jamás televisada en vivo.

 

Un Pionero Todoterreno en RD

La historia del Ford Bronco también sentó raíces en la República Dominicana desde finales de los años 60, siendo uno de los modelos “sensación”, capaces de cruzar por cuantas montañas, pedregales, ríos y rutas no aptas para cualquier mákina de cuatro ruedas. Esto es lo que nos explica Jesus Martin Paez, conocido como Don Chucho, quien aún conserva una Ford Bronco del 1972.

Don Chucho es un personaje que nos sorprende por su actualización con el mundo de los vehículos. A sus 73 años, conoce más detalles sobre el Mustang Mach-E que cualquiera.

Nos cuenta que su Ford Bronco fue su primer gran regalo que compartió con su esposa, sus dos hijos pequeños y “todos los caminos sin asfalto del país”. Según Don Chucho, su Bronco hizo de muchas veredas, rutas que hoy la frecuentan vehículos 4×4 por diversión… como él lo hacía en su época.

Una de las rutas que hacía con mayor frecuencia era “Mano Matuey – Cambita – Hato Dama – El Vaden – Villa Altagracia”, un trayecto cargado de los mejores paisajes que pudo disfrutar. Otra fascinante ruta, llena de pedregales y precipicios es “El Cacao – Ocoa”, que en palabras de Don Chucho, le encendían la adrenalina a él y a su Bronco.

Como anécdota, Don Chucho cuenta que no olvida la reacción de gente en Las Lajas, donde en su ocasión llegó desde Jimaní, quienes le decían sorprendidos que nunca habían visto un vehículo por la zona.

Recuerda cuando su Bronco fue el único vehículo que logró cruzar el Rio Jamey desbordado por el ciclón David. La nostalgia del momento le emociona, porque cuenta que la gente aplaudía con algarabía, dado que durante 12 días estuvieron prácticamente aislados. Vieron mi Bronco como una especie de súper héroe y dedique ese día llevar gente de un lado a otro”.

Muchas de las vías prácticamente eran rutas vírgenes, una época en la que no había tantos autos, pero mucho menos los que conocemos hoy como ‘yipetas’. “Por algunos de esos trayectos que nosotros recorríamos, hoy hacen rallys y excursiones de vehículos 4×4… otros caminos ya están asfaltados. Pudiera decir que esas rutas fueron hechas por los aventureros de los años 70, como yo”.

Por décadas el Bronco dominó los terrenos más difíciles del continente, gracias a su sorprendente capacidad 4×4, suspensión avanzada, distribución de peso, su impresionante maniobrabilidad dada por su amplio ángulo de ataque y salida, asi como la disposición del tren motriz que ofrecía una comodidad fuera de serie tanto en carretera como off-road. Es del Ford Bronco que las célebres SUV de la marca heredan los genes. La primera parte de la historia del Bronco terminó en 1996 para engendrar a la portentosa Ford Expedition es así como nace la gran nave del ovalo azul.

 

La Reencarnación de la Leyenda

Ford está sacando del horno la mákina en la que reencarna esa leyenda de mil historias, para iniciar la segunda saga de la Ford Bronco en nueva generación, que ya está dando mucho de qué hablar. Sus primeras hazañas se han manifestado en un salvaje despliegue de destrezas offroad, superando los más duros castigos que puede ofrecer el desierto de Mojave en Johnson Valley, California.

Para celebrar la maestría 4×4 del Bronco de primera generación, cuando en 1969 partió las aguas de la famosa carrera off-road extremo Baja 1000, el Prototipo Bronco 2021 hizo su debut experimental como el “Official Truck / SUV” del SCORE BAJA 1000 el pasado noviembre, vistiendo de gala y nostalgia al gran evento off-road. En nuevo ‘caballo feroz’ de Ford será presentado el próximo año 2021.