Juan Carlos García
25 agosto, 2013

La nueva mákina con el que el equipo Lexus Racing competirá fue presentada en Japón. Se trata de un espectacular auto de carreras basado en el Lexus LF-CC que la marca dio a conocer en el pasado Salón de París, listo para darlo todo en el Super GT Series.

Lo que ahora viene por delante son las jornadas de pruebas en el Circuito de Suzuka, que servirán para acabar de perfilar el comportamiento de su carro de competición. Basado en el Lexus LF-CC, el, dentro de la clase GT 500 y sustituyendo al Lexus SC 430, en un coupé expresa la imagen deportiva que quiere para sí Lexus, enfocada al mundo de las altas prestaciones, y en su fase de prototipo se apoyaba en un sistema híbrido con motor Atkinson de 2.5 litros que será estandarte de la marca durante los próximos tiempos. Veremos cómo se adapta esa idea al entrar en el feudo de los V6 y V8 que es la GT 500.