Juan Carlos Diaz
17 julio, 2020

El futuro de Maserati ha sido iluminado por la electrificación del nuevo Ghibli Hybrid, representando uno de los proyectos más ambiciosos para la marca. Luego de presentar lo que supone un salto cuántico de la ingeniería con el propulsor Nettuno del súper-deportivo MC20, ahora establece el sello eléctrico en otro paso adelante hacia la nueva Era de la marca.

Con más de 100,000 unidades producidas desde su lanzamiento en 2013, el Ghibli es el modelo idóneo para introducir la tecnología híbrida de Módena.

El gran desafío de una marca tan pura como Maserati es cruzar al mundo de la electrificación sin perder la filosofía y los valores deportivos del tridente.

¿Qué es un Maserati sin el sonido patentado de su motor? El Ghibli Hybrid conservará el sonido inconfundible que siempre ha distinguido a todos los Maserati. La marca se ha propuesto crear el mejor híbrido posible. Con el nuevo Ghibli Hybrid, la gama Maserati es aún más competitiva y responde a las demandas del mercado.

El Ghibli Hybrid es inmediatamente reconocible, gracias en parte al nuevo diseño. El color azul específico que identifica a los híbridos de Maserati, se hace visible en detalles del exterior e interior.

Los elementos del exterior, el color azul caracteriza las pinzas de freno, las icónicas branquias laterales de todo Maserati y el rayo en el óvalo del logo del Tridente en el pilar trasero.

El nuevo Ghibli Hybrid también presenta nuevos estilos, a partir de la nueva parrilla frontal, con barras rediseñadas para representar un diapasón, un dispositivo musical que emite un sonido de extrema pureza y que también evoca el símbolo Tridente.

Hay cambios significativos en la parte trasera del automóvil. Las luces se han rediseñado por completo, con un perfil tipo boomerang inspirado en el 3200 GT y el concepto Alfieri.

El interior también está marcado por detalles del mismo azul intenso, especialmente en las costuras bordadas de los asientos.

Maserati ha elegido una solución híbrida centrada principalmente en mejorar el rendimiento, al tiempo que reduce el consumo de combustible y las emisiones, todo para encontrar la perfecta armonía con su ADN.

La vanguardia del tren motriz es resultado de la ingeniería del Laboratorio de Innovación Maserati en Módena, que combina un motor 2.0 litros turbo, con un alternador de 48 voltios y un adicional sobre-alimentador eléctrico “e-Booster” soportado por una batería. Esta solución es única en su segmento, y es la primera en una nueva generación de trenes motrices, con el equilibrio perfecto entre rendimiento, eficiencia y placer de conducción. Así que el nuevo Ghibli Hybrid ofrece una potencia máxima de 330 hp y al par de 450 Nm entregado a sólo 1,500 rpm, con aceleración de 0 a 100 km/h en 5.7 segundos.

La batería está montada en la parte trasera, con beneficios en términos de distribución de peso mejorada. Impresionante es que el nuevo Ghibli Hybrid pesa unos 80 kg menos que la versión Diesel.

La tecnología híbrida genera energía cinética que el automóvil acumula cuando está en movimiento, recuperándola y transformándola en electricidad durante la desaceleración y el frenado, y almacenándola en la batería.

Ghibli Hybrid también marca el debut del nuevo programa Maserati Connect, que permite una conexión constante con el automóvil el intercambio de información continúa cuando está en movimiento, para mejorar la comunicación hombre-mákina.

El sistema multimedia Maserati Intelligent Assistant es de última generación, basado el interfaz de Android Automotive, un nuevo software que ofrece una experiencia de usuario innovadora, totalmente personalizable desde la nueva pantalla HD de 10 pulgadas.

El nuevo Ghibli Hybrid es apenas el primer paso de la electrificación total de Maserati. Los primeros autos totalmente eléctricos de la marca serán los nuevos GranTurismo y GranCabrio, programados para 2021.