Dhymar Cohen
25 mayo, 2020

El MC20 es la mákina destinada a marca el nuevo punto de referencia en la más que gloriosa historia de Maserati, en términos de estilo y tecnología.

Hace 80 años un 23 mayo de 1940, Maserati rompió la liga en la Targa Florio ganando su cuarta victoria consecutiva. La mákina del Tridente que se impuso en la prestigiosa carrera siciliana era un Maserati Tipo 4CL pilotado por Luigi (Gigi) Villoresi, que sumó su nombre a la lista de ganadores de una de las carreras más antiguas del mundo.

Ahora Maserati regresa a Sicilia con el mega deportivo que la marca está cocinando, con el fin de conmemorar el 80 aniversario de la histórica carrera. Se trata del prototipo MC20, que viene a replicar la gloria recorriendo algunas de las carreteras donde el Tipo 4CL dejó su huella indeleble en la Targa Florio, especialmente en el tramo donde se encuentra el famoso Floriopoli.

Para Maserati no hay mejor forma de celebrarlo, ya que desarrollo del nuevo súper deportivo continúa con las pruebas en diferentes condiciones de uso, con el objetivo de recopilar datos e información para los últimos ajustes. Después de una primera serie de pruebas realizadas con el simulador dinámico del Maserati Innovation Lab en Módena, ahora es el turno de conducción en carretera y circuito.

 Es el primer vehículo en utilizar el nuevo motor, repleto de implementaciones tecnológicas innovadoras, que han sido desarrolladas íntegramente por Maserati.

Con el nuevo MC20 a presentarse en septiembre, Maserati tiene como objetivo subrayar sus credenciales deportivas y volver a tener un papel destacado en los circuitos de carreras, para seguir la antorcha de la súper mákina MC12 tras su último logro en el Campeonato FIA GT de 2010.