Opinio Alvarez
25 marzo, 2020

La totalmente nueva Lincoln Aviator levanta el vuelo a lo más alto del lujo y la más pura exquisitez automotriz, dando cátedra de elegancia, potencia, tecnología, de su inigualable confort y el glamour exclusivo de la marca.

 

Con la presentación de la nueva Lincoln Navigator, la marca se propulsó hacia una nueva era de grandeza, abriendo un mundo totalmente nuevo para imponer el prestigio de su valioso patrimonio centenario, ahora evolucionado a la máxima expresión del lujo americano. De esta forma Lincoln tira la alfombra roja lanzando un ‘Dream Team’ de nuevos SUVs cargados de estilo majestuoso, tecnología excepcional, artesanía exquisita y el glamour exclusivo de la marca. Así Lincoln se impone como el premium americano de mayor crecimiento del momento.

En este escenario, la totalmente nueva Lincoln Aviator levanta el vuelo a lo más alto del lujo y la más pura exquisitez automotriz que pueda exhibir una SUV mediana de siete pasajeros, siendo el utilitario premium que ha causado mayor impacto en EEUU desde su presentación el pasado año.

Esta imponente nave de porte magistral, da cátedra de elegancia, potencia, de su equipamiento de seguridad ‘Lincoln Co-Pilot360 Plus’, de la emocionante conducción ‘Quiet Flight’ con el sistema ‘Road Preview’ de la nueva suspensión adaptativa, de su arsenal tecnológico de asistencia al conductor e infotainment SYNC 3 con AppLink, de su inigualable confort, en un exclusivo ambiente interior que estimula todos los sentidos, para honrar la tradición de excelencia Lincoln… sin duda alguna, el totalmente nuevo Aviator es una obra de arte hecha SUV.

Sólo hizo su acto de presencia en el mercado para ser reconocida por Midwest Automotive Media Association como el “Mejor Auto Familiar de lujo 2020”, superando al BMW X7 y al Cadillac XT6.

 

Escultura Aeronáutica

La totalmente nueva Lincoln Aviator es una corpulenta escultura inspirada en la aeronáutica. Buscando la mayor eficiencia aerodinámica, su diseño emula un avión listo para el despegue, según sus diseñadores.

Heredando el semblante del buque insignia Navigator, la gran parrilla de refinado tejido 3D, es el más imponente rasgo de identidad que define los nuevos códigos de imagen Lincoln. Pero el carácter fornido de la Aviator viene dado por un estilizado conjunto de luces ‘Adaptive Pixel LED’, en plena sinergia con las líneas que se despliegan a todo lo ancho y largo de la nave, mientas el área de los antiniebla suma vigor.

La predominante línea lateral muestra el carácter del perfil, notificando la firma metálica “AVIATOR”. Los grandes arcos de ruedas, que alojan los aros 22” en forma de turbina, determinan su figura musculosa, mientras el techo de estilo flotante anuncia su acento deportivo. La parte trasera es un momento señorial, dado el diseño de las grandes luces unidas por una barra luminosa en rojo. El conjunto se complementa con toques de cromo y el doble escape a cada lado, resultando una estética monumental.

 

Abordando la Primera Clase

El interior de la nueva Lincoln Aviator es un lujoso altar cargado de riquezas al servicio de sus siete ‘honorables pasajeros’… un perfecto ejemplo de primera clase.

La esencia de la armonía interior está  determinada por el sentido horizontal del diseño, especialmente concebido para el estado de calma, que se estimula por una provisión de exquisiteces en artesanía excepcional, la insonorización de la tecnología ‘Active Noise Control’ con el sistema ‘Dual Wall Dash’ que elimina ruidos y vibraciones, la tecnología para el bienestar a bordo y hasta el conjunto de alertas sonoras, creadas por la Orquesta Sinfónica de Detroitcada detalle forma parte de un engranaje sensorial envolvente.

El panel de instrumentos 100% digital con animación gráfica, es vanguardia pura. El volante multifunción aumenta la riqueza tecnológica por sus comandos intuitivos con la activación de botones según las necesidades del conductor.

Los botones de cambios de marchas son piezas de orfebrería colocadas en el tablero encima de la inmensa consola central de estilo flotante, donde aloja los controles físicos del audio y el climatizador.

La Aviator destaca la maestría del sistema SYNC 3 con AppLink en la pantalla central táctil, con todas las funciones para la información activa, el entretenimiento y la conectividad, capaz de transmitir el contenido del celular, accediendo al Apple CarPlay, Android Auto y las aplicaciones de móvil. El sistema de audio ‘Revel Ultima 3D’ con hasta 28 bocinas, garantiza la precisión acústica de una sala de concierto.

La pantalla central también sirve al avanzado sistema de cámaras 360 ​​grados, con funciones mejoradas de asistencia al estacionamiento.

La comodidad suprema es lo que hace Lincoln a la Aviator. No puede faltar las mejores pieles de sus asientos “Perfect Position”, con un sistema de masajes en diferentes secciones controlados también por la pantalla central. Los asientos traseros tienen la ventaja de deslizarse e inclinar el espaldar, mientras que la tercera fila acomoda holgadamente dos adultos en confortables asientos reclinables. El acceso es sencillo gracias al sistema de deslizamiento de la segunda fila. Al abatir todos los asientos de forma electrónica, se crea el mayor espacio de carga en la clase.

El techo panorámico con doble abertura es otro encanto para cada pasajero, siendo uno de los más grandes de la categoría.

La Lincoln Aviator impone supremacía en términos de comodidad.

 

Listo para el Despegue

Tres valores vitales definen la dinámica del Lincoln Aviator: potencia imponente, la impresionante suavidad del ‘Quiet Flight’ y el caudal de tecnologías de asistencia al conductor.

Estamos hablando de una mákina de 400 caballos de fuerza que emanan de su motor Twin Turbo 3.0 litros V6, liberando 415 libras-pie de torque… unos 566 Nm.

La potencia del vuelo es gestionada por la nueva transmisión ‘SelectShift’ de 10 velocidades, destilando un rendimiento poderoso, pero especialmente refinado, gracias a la avanzada suspensión adaptativa ‘Lincoln-First’ con 12 sensores que monitorean la dirección, la aceleración y el frenado, procesando más de 500 datos por segundo para ajustar balance correcto, maniobrando la suspensión en cada rueda de forma independiente.

Pero la fresa del sistema lo pone la tecnología ‘Road Preview’, que usa una cámara para mapear el camino a 50 pies adelante, buscando irregularidades del pavimento, para ajustar previamente la suspensión y mantener el desplazamiento dócil del ‘Quiet Flight’, que también se sirve del sistema ‘Air Glide Suspension’, con muelles neumáticos guiados, para emplear distintas alturas de conducción de forma autónoma.

El sistema de modos de manejo de la Aviator es otro capítulo de grandeza. Con una serie de formatos intuitivos para personalizar la experiencia de manejo, el sistema incluye las opciones: ‘Normal’, ‘Conserve’, ‘Excite’, ‘Slippery’ y ‘Deep Conditions’, uno de los más completos de la industria.

En modo ‘Deep Conditions’, el sistema de tracción inteligente y todo el sistema de suspensión se combinan para mayor capacidad, mientras la ‘Air Glide Suspension’ eleva al Aviator a su posición más alta. Cuando se conduce sobre los 110 km/h, la mákina baja su nivel para ofrecer un rendimiento dinámico excitante.

Interesante cómo Lincoln nombra sus modos de conducción, siendo ‘Excite’ lo que en otras marcas es ‘Sport’… y aunque la Aviator no es la mákina que te va a cortar la respiración, la verdad es que con esos 400 caballos, más el suministro torrencial de tecnologías, sí que es excitante.

 

Lincoln Co-Pilot360 Plus

El conjunto tecnológico ‘Lincoln Co-Pilot360 Plus’ es la más completa suma de sistemas de seguridad estándar que el fabricante americano ha ofrecido. Se trata de un abasto de innovaciones, que incluye cámaras y radares para ofrecer una conducción altamente gratificante y segura, respondiendo con en todo tipo de escenarios.

El conjunto trabaja de manera sincronizada con el sistema de información de puntos ciegos, alerta de tráfico cruzado, sistema de mantenimiento de carril, asistencia previa a la colisión con frenado automático de emergencia, sin faltar el sistema de luces altas automáticas adaptativas, la cámara de visión trasera 360 grados y el perfeccionado sistema ‘Active Park Assist’.