Juan Carlos Diaz
1 junio, 2020

La nueva mákina virtual de carreras de Mazda es un espectáculo que la marca ha llevado al mundo digital. Basado en el RX-Vision Concept presentado en el Salón del Automóvil de Tokio 2015, el GT3 Concept está homologado bajo las regulaciones de autos de carrera FIA GT3, cumpliendo con las propias regulaciones de Gran Turismo Sport en su categoría Gr.3.

El Mazda RX-Vision GT3 Concept se motoriza con un rotativo Skyactiv-R de 4 rotores con 570 hp montado en el centro para contar con un ideal 48:52 distribución de peso.

Una gran salida de aire del capó mejora tanto la aerodinámica como el enfriamiento del compartimento del motor, y los spoilers delanteros y traseros y un difusor trasero aumentan la carga aerodinámica.

Tanto la altura de manejo como la altura general del vehículo se han reducido para optimizar el rendimiento aerodinámico. La eliminación de materiales pesados ​​y piezas interiores superfluas ha dado como resultado una reducción de peso y un centro de gravedad más bajo. Si bien la cabina y las puertas originales se mantienen de acuerdo con las normas GT3, el ancho de vía delantero y trasero se ha ampliado y el ancho del arco de la rueda ha aumentado.

La atención detallada a la ergonomía de la cabina pone facilita la operación durante una carrera. El volante está concebido para mejorar la operatividad en condiciones de carrera. Los jugadores de Gran Turismo Sport más exitosos que usan vehículos Mazda como el RX-Vision GT3 Concept tienen la oportunidad de participar en el Campeonato de Gran Turismo certificado por la FIA, que se celebrará en varios lugares del mundo en el 2020 temporada.

Mazda tiene como objetivo fortalecer su base de fanáticos al presentar el placer de la conducción competitiva a una gama más amplia de personas que aman el Digital Motor Sport.