Juan Carlos García
30 septiembre, 2019

Habiendo entregado a los mercados mundiales 10 millones de unidades del Land Cruiser el pasado mes de agosto, el modelo se yergue como un símbolo de la misión de Toyota de fabricar automóviles para el mundo y para las personas”, significando una conquista de la calidad, durabilidad y fiabilidad de la marca

El Toyota Land Cruiser es una SUV favorita del planeta. Su capacidad de raptar corazones es indiscutible, al comprobar que sus ventas mundiales superan ya las 10 millones de unidades. El Land Cruiser número 10 millones fue entregado el 31 de agosto de 2019, según reporta el consorcio japonés, lo que habla de la popularidad de esta SUV excepcional.

Robusta, familiar y elegante, todos los adjetivos le sientan a bien a su esbelto perfil. Primeramente se llamó Toyota Jeep BJ, demostrando a los usuarios su notable fiabilidad y durabilidad fuera de la norma. Desde entonces, la mákina pasó a convertirse en un ideal compañero de viaje.

El Land Cruiser es además un veterano del asfalto, siendo el Toyota que lleva más tiempo en el mercado, cuya producción se ha mantenido durante 68 largos años. En 1954 fue cuando se produjo el cambio de nombre a Land Cruiser (o crucero de tierra), nombre muy apropiado para su imagen popular esculpida durante décadas por todos los continentes.

¿Cuál es el secreto de su popularidad sostenida? El Land Cruiser es una SUV estratégica en el ajedrez de Toyota, ya que contribuyó sustancialmente a generar una mayor confianza en la marca en todo el mundo. A su vez, marcó el primer paso hacia la expansión de las exportaciones de la compañía. Gracias a su aura de fiabilidad y férrea durabilidad, hay regiones donde se siguen utilizando unidades de Land Cruiser de la serie 40 unos 50 años después de su fabricación… “A las pruebas me remito”, como diríamos con esa popular frase.

 

Versatilidad Land Cruiser

En cada rincón del mundo el Toyota Land Cruiser ha afincado su popularidad de diferentes maneras. En África, muchos Land Cruiser son utilizados para prestar asistencia humanitaria: en Burundi, para llevar niños contagiados de malaria al hospital; mientras que en los campos de refugiados de Uganda, para transportar a los pacientes a las clínicas. En Australia, el Land Cruiser se emplea como herramienta de movilidad en minas de zinc y cobre a unos 1,600 metros de profundidad; se usa asimismo para pastorear ganado en extensos ranchos de 8,000 kilómetros cuadrados. En Centroamérica, en Costa Rica, hay regiones donde el Land Cruiser se usa para cosechar zanahorias a altitudes de 3,500 metros, por pendientes tan pronunciadas que incluso a los humanos les cuesta mantenerse de pie. El motivo es que “solo el Land Cruiser es capaz de llegar a esos campos”, según proclaman algunos usuarios.

 

Punta de Lanza del Refinamiento de Marca

Contar uno, dos, tres cuatro… sin parar, hasta llegar a los 10 millones puede tomarnos un año entero, lo cual habla de lo abultada que es la cifra de los 10 millones. La comparación es importante, para exaltar lo ostensiblemente significativo que el Land Cruiser haya alcanzado esos extraordinarios montos en ventas. Los más de 10 millones de Land Cruiser vendidos en el curso de los 68 últimos años han transitado por vías de todo tipo y han contribuido al refinamiento de los vehículos Toyota, en una especie de punta de lanza de la calidad global de la marca. De cara al futuro, son muchas los augurios acerca de su desarrollo. Para ello, Toyota tiene la intención de imponerse estándares más rigurosos y seguir ese derrotero de calidad que ha ceñido su perfil como la marca automotriz más valiosa del mundo.