Juan Carlos García
1 octubre, 2019

A cuentagotas, Maserati da a conocer datos sobre su nuevo auto deportivo de dos asientos, además de un nuevo SUV que involucra electrificación y autonomía, así como otros nuevos modelos de la marca. La compañía también impulsará la autonomía de alto nivel lo antes posible, según revela el consorcio.

La compañía dejó caer algunos detalles el año pasado, confirmando que estará disponible en forma de cupé y roadster. A su vez, también tendrá la opción de un sistema de propulsión eléctrico con tracción a las tres ruedas y un sistema de batería de 800 voltios. Ahora anuncia una producción en Módena el próximo año, inicialmente con energía de combustión interna (muy probablemente una versión del Alfa twin-turbo V-6), pero también con la opción de un tren motriz eléctrico. En 2020, también podría aparecer una versión híbrida del Ghibli existente.

El siguiente será un segundo SUV para ir codo a codo con el Levante, que se construirá en una nueva línea de producción en la planta de Cassino al sur de Roma, donde se construye el Alfa Romeo Giulia y Stelvio. La producción comenzará para 2021, de acuerdo con el lanzamiento oficial y los expertos sugieren que esto también se ofrecerá con potencia convencional y alguna forma de transmisión eléctrica.