Dhymar Cohen
10 enero, 2020

El Consumer Electric Show (CES) abrió sus puertas el pasado 7 de enero para revelar todos los avances tecnológicos llamados a marcar la tendencia, espacio que los fabricantes automotrices aprovechan para mostrar los suyos en particular. Pero tanto para el mundo de la tecnología, como para la industria de del automóvil, la gran sorpresa fue Sony, con su prototipo de auto 100% eléctrico el Vision-S Concept.

La mákina eléctrica de Sony cuenta con dos motores de 200 kW de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en 4.8 segundos con una velocidad máxima de 239 km/h. Para su desarrollo, Sony ha unido esfuerzo con empresas como Bosch, Nvidia, Continental o Qualcomm, entre otras.

El interior es una sala con una larga pantalla expuesta por todo lo ancho del tablero, otra en la consola central y otras dos en los respaldos de los asientos para los ocupantes traseros. Este interior ofrece una experiencia 360 Reality Audio, un sistema de sonido envolvente que incluye altavoces dentro de los asientos.

Pero el impacto de la sorpresa ha generado mucha curiosidad y encima no se dio detalles de su producción ni precio. Lo que los expertos asumen es que el Vision-S es una plataforma de desarrollo de tecnologías de para la movilidad, especializándose en asistencia al conductor Nivel 2, como control de crucero adaptativo, cambios autónomo de carril y estacionamiento automatizado, llevando a su máximo nivel el desarrollo de sus cámaras, en lo que Sony es grande. Pero además, el Vision-S incluye radar ultrasonido y LiDAR sólido, un radar para la luz, que proporciona mapas detallados escaneados con láser en 3D de entornos de conducción.

Paya Nueva Romana