Dhymar Cohen
3 febrero, 2020

Antes de que Volvo Cars abriera oficialmente el sistema de pedidos para el 100% eléctrico XC40 Recharge P8 AWD, ya había decenas de miles de interesados. La producción y las primeras entregas a clientes están programadas para finales del 2020.

La entrada inicial de pedidos es una prueba más de la fuerte demanda de Recharge de Volvo Cars, el nombre que la marca ha denominado a todos sus modelos eléctricos e híbridos enchufables.

El XC40 Recharge P8 es el primero de una gama de vehículos Volvo totalmente eléctricos, representando un verdadero hito porque también el primero equipado con un infoentretenimiento absolutamente nuevo basado en el sistema operativo Android de Google. Este sistema ofrece a los clientes una personalización sin precedentes, un mayor nivel de intuición y la integración de tecnologías y servicios de Google, como Google Assistant, Google Maps o Google Play Store. Además, el XC40 Recharge P8 también recibe las actualizaciones del software y del sistema operativo de forma inalámbrica.

El XC40 Recharge P8 con tracción a las cuatro ruedas ofrece una autonomía de más de 400 km con una sola carga y una potencia de 408 hp. La batería se carga al 80% de su capacidad en 40 minutos mediante un sistema de carga rápida.

Tomando como base las excelentes características de seguridad del XC40 original, los ingenieros de Volvo Cars han rediseñado y reforzado por completo la estructura frontal del Recharge P8 para abordar la ausencia de motor, satisfacer los estrictos requisitos de seguridad de la firma y mantener a los ocupantes tan seguros como en cualquier otro Volvo.

La batería está protegida por una jaula de seguridad encajada en la parte central de la estructura de la carrocería. El hecho de que esté colocada en el suelo del vehículo hace descender su centro de gravedad y, por tanto, mejora la protección contra vuelcos.

En el interior, un innovador planteamiento de la funcionalidad permite ampliar el espacio de almacenamiento. Al no tener motor de combustión interna, el vehículo ofrece más espacio para el equipaje que el XC40 estandar gracias a su maletero delantero, también conocido como frunk.

El objetivo de la empresa es lograr que el 50% de sus ventas globales corresponda a vehículos totalmente eléctricos y el resto a híbridos. En 2019, Volvo Cars vendió casi 46,000 híbridos enchufables, un 23% más que en 2018 y más del doble que en 2017. Durante el cuarto trimestre de 2019, más del 20% de los vehículos vendidos por Volvo en Europa fueron híbridos enchufables.